¿Qué quesos puedes comer durante el embarazo?

Si un plato o una receta lleva queso provoca la misma pregunta entre embarazadas: ¿puedo comer ese queso? La respuesta a veces es más complicada de lo que parece ya que hay tantos quesos que es prácticamente imposible saber si son pasteurizados o no. Y es que este alimento láctico es sin duda un producto con el que se debe tener especial cuidado por culpa de la listerosis, una infección causada por la bacteria de la listeria que se transmite a través del queso, por ejemplo.

Esta infección puede conllevar daños importantes al bebé y sus síntomas son parecidos a los de una gripe, con aparición de fiebre. La listeria puede aparecer en quesos blandos que no hayan sido pasteurizados como el brie, el feta, el queso azul. Asimismo, los quesos artesanales suelen ser alimentos de riesgo igual que los ahumados, foies, patés o las carnes poco hechas.

La controversia en muchos casos llega con el parmesano, un queso que se elabora con leche no pasteurizada pero que se cura, hecho que elimina la aparición de bacterias como la listeria. Encontramos ginecólogos que no lo prohíben por sus beneficios y su alto contenido en calcio y otros que sí, hecho que nos lleva a recomendaros que consultéis al vuestro sobre el consumo antes de tomar ninguna decisión.

Para aclarar las dudas que os puedan surgir hemos realizado una lista de quesos que sí podéis consumir si estáis embarazadas y que son los siguientes:

-Emmental
-Mozzarella
-Provolone
-Queso fresco
-Gouda
-Edam
-Cheddar
-Taleggio
-Requesón

Si tenéis dudas acerca del consumo de quesos, debéis preguntar siempre o mirar la descripción del producto antes de comerlo. Y recordad, que en Cellab estamos para cuidar de la salud familiar.

CELLAB – 936 314 283 / info@cellab.com