Las mascotas y el embarazo

Seguramente muchos de vosotros tenéis alguna mascota y es necesario que leáis con atención este artículo si estáis embarazadas o tenéis pensar estarlo. De hecho, seguro que habéis oído hablar de la toxoplasmosis, una enfermedad que puede contraerse durante la gestación y que puede poner en peligro a vuestro bebé siempre que no toméis precauciones.

La primera medida que debéis tomar si estáis embarazadas es comunicarle a vuestro ginecólogo que tenéis un animal. Si vuestro perro o gato está al día del calendario de vacunas y está completamente sano, convivir con ellos durante los 9 meses no será ningún problema. De hecho, debemos preparar a nuestra mascota para la llegada del bebé.

La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa ocasionada por el toxoplasma gondii, un parásito que vive en algunas células del cuerpo humano y animal. Principalmente, esta patología la pueden contraer sobre todo los felinos y puede poner en peligro al feto, ya que el parásito puede atravesar el feto. Lo más importante, es avanzarse al problema y realizar un análisis de sangre para comprobar si tenéis anticuerpos que os protejan.

Los gatos pueden ser transmisores de esta enfermedad si salen mucho de casa y comen carne cruda. En caso de ser un gato 100% doméstico y al día de vacunas, el riesgo es ínfimo tanto para la madre como para el bebé y bajo ningún concepto puede contraerse la enfermedad por acariciarlos o por convivir con ellos. 

Las recomendaciones que os hacemos desde Cellab en caso de tener una mascota son las siguientes:

-En la primera visita con vuestro ginecólogo comunicarle si tenéis una mascota para que prescriba la prueba de la toxoplasmosis.

-Acudir al veterinario y revisar que vuestro perro o gato está sano y al día del calendario de vacunas. 

-Limpiaros regularmente las manos después de tocarlos y jugar con ellos

-Evitar en la medida de lo posible ser la persona que limpie la zona de excrementos, ya que los agentes patógenos de la toxoplasmosis se encuentran ahí. En caso de tenerlo que hacer, extremar las precauciones de higiene. 

¡Así que ya lo sabéis! Tener una mascota durante el embarazo no comporta ningún tipo de riesgo si tomamos las precauciones que os hemos contado. 

¿Queréis conocer más detalles sobre Cellab y sus servicios? ¡Escribidnos sin compromiso a info@cellab.comy os llamaremos!