Potencial terapéutico

Hay centenares de ensayos clínicos en marcha para evaluar el potencial terapéutico de las células madre. Las células de cordón presentan ventajas respecto a otras fuentes de células madre, como el menor riesgo de rechazo y de infecciones producidas por virus latentes.

La medicina avanza. Se ha investigado con mayor o menor éxito el tratamiento de gran cantidad de enfermedades con células procedentes de cordón umbilical.

Existen terapias consolidadas para enfermedades de la sangre, como por ejemplo la leucemia,  que se aplican de forma rutinaria. También se han obtenido éxitos notables en el tratamiento de linfomas y algunas enfermedades autoinmunes y metabólicas poco frecuentes.

Se están llevando a cabo centenares de ensayos clínicos registrados por la European Medicines Agency (EMA) o la Food and Drug Administration (FDA) para ampliar el campo de aplicación de las células madre de la sangre y el tejido de cordón umbilical. Algunos de estos estudios se encuentran ya en fases muy avanzadas.

El trasplante que ha demostrado su utilidad es el trasplante alogénico de donantes no emparentados.

Hoy en día la probabilidad que una unidad de sangre de cordón autólogo sea utilizada para trasplante es muy baja y su utilización se ha limitado a patologías en pediatría, fundamentalmente en la aplasia medular adquirida, tumores sólidos de alto riesgo (neuroblastoma, sarcoma de Ewing, meduloblastoma y tumores germinales) y algunos linfomas no Hodgkin en segunda remisión. Actualmente no existe una evidencia clara de que estas células puedan ser utilizadas para la medicina regenerativa o para tratar enfermedades en el futuro. Hay varios ensayos clínicos iniciales para probar la eficacia de células autólogas para algunas indicaciones. Sin embargo, en la actualidad es imposible predecir los resultados de la investigación que pueden afectar el potencial uso futuro de estas células.