¿Por qué conservar células del cordón umbilical?

En el momento del nacimiento existe la posibilidad de extraer dos tipos de células del cordón umbilical sin ninguna molestia para la madre o el bebé: de la sangre y del tejido.

Cellab se encarga de todo, ¡olvídese de complejos Kits de extracción!

La sangre y el tejido de cordón son una fuente de células madre jóvenes

Todo nuestro cuerpo se forma a partir de la unión de un óvulo y un espermatozoide. Las células madre son células que, incluso en la edad adulta, conservan la capacidad de dar lugar a diferentes tipos de tejidos y juegan un papel clave en el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Sin embargo, en determinadas ocasiones nuestras células madre no son capaces de reparar los órganos y tejidos. Pueden incluso comportarse de forma anómala, convirtiéndose en parte del problema.

Las células madre que proceden del cordón umbilical en el momento del nacimiento son las más jóvenes y potentes que podemos obtener. No son células embrionarias, son células como las que encontramos en un cuerpo adulto pero que no han sido expuestas a las agresiones del paso del tiempo.

Existe un elevado grado de compatibilidad genética con otros miembros de la familia

Los miembros de una misma familia tienen cierta compatibilidad genética. Por eso, las células madre del cordón umbilical se pueden emplear para tratar a un hermano u otro miembro de la familia. La probabilidad de compatibilidad perfecta entre hermanos es del 25% y la de ser parcialmente compatibles asciende al 50%.

La proximidad genética facilita que los pacientes trasplantados con células de donantes emparentados se recuperen mejor que los que las reciben de otros donantes. Además, el sistema inmunológico del recién nacido está todavía inmaduro y es más fácil que sus células sean aceptadas por el receptor sin rechazo.

Sólo hay una oportunidad en la vida: el nacimiento

Las células madre del cordón umbilical pueden almacenase mediante técnicas de criopreservación con total seguridad y fiabilidad. Si no se aprovecha la ocasión de recolectarlas durante el parto se pierde para siempre la oportunidad de conservar este preciado bien del que disponemos al nacer.

Las células madre de cordón poseen unas características únicas

Como su nombre indica, las células madre son las progenitoras de todas las células de nuestro organismo. Tienen unas capacidades que las hacen únicas:

Todas estas características les permiten reemplazar o regenerar los tejidos dañados en caso de enfermedad o lesiones. Las células procedentes de cordón umbilical tienen un potencial regenerativo incluso mayor que el de las células madre adultas.